Volver

Vale la pena investigar

 

Cualquier enfermedad, condición o lesión que cause daños cerebrales, como traumas provocados por accidentes, tumores, esclerosis múltiple, entre otras, pueden provocar la incontinencia urinaria. Las enfermedades metabólicas, como la presión arterial y la diabetes, también pueden conducir a un descontrol del sistema urinario. 

Algunos de estos problemas tienen relación con el envejecimiento, pero hay otros en los que no hay correspondencia directa. Es el caso de la vejiga hiperactiva, una situación en la que el órgano se contrae con mucha frecuencia y, en general, en el momento equivocado: el músculo detrusor - que regula las contracciones de la vejiga - trabaja demasiado durante la fase de llenado. Puede ser consecuencia de infección urinaria, de cáncer oculto de vejiga o de enfermedades neurológicas, entre otros problemas diversos, por lo que es siempre importante buscar un médico para entender de forma más profunda lo que de hecho está ocurriendo con el organismo.

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
Síndrome de la llave del garaje
Siguiente
Crecimiento de la próstata